Incursión colombiana: lecciones de un atrevimiento PDF Imprimir E-Mail

Por Ramiro Aguilar Torres

QUITO - En el poblado ecuatoriano de Granada ha muerto Raúl Reyes - miembro del Secretariado de las FARC - y algunos de sus acompañantes. Su muerte se produjo luego de un bombardeo de la Fuerza Aérea Colombiana y la incursión de tropas colombianas para asegurar la zona y llevarse los cadáveres de Reyes y unos tres guerrilleros a Colombia, dejando los demás cuerpos en la Selva. Álvaro Uribe dice que comunicó la incursión a Rafael Correa; éste último afirma que le mintió el Presidente colombiano. Ecuador ha pedido el retiro del embajador de Colombia; ha llamado para consultas a su embajador en Bogotá y ha incrementado el patrullaje en la zona.

 

La gente está dedicada a sus ocupaciones habituales; lee los periódicos en busca de noticias sobre el incidente, más con curiosidad que con encono. Y es que hay algo muy claro en el ambiente: No está bien que Colombia bombardeé nuestro territorio incluso si lo hace persiguiendo a sus delincuentes; pero, tampoco está bien que en nuestro territorio se paseen bandas armadas con rehenes encadenados a cuestas, burlándose de nuestras leyes y de nuestra policía.

 

Pongo el punto anterior en Blanco y Negro: EL Ecuador va a pedir indemnizaciones a Colombia, lo cual está correcto; pero, ante igual falta, ¿qué puede hacer frente a las FARC? Nada, no hay tribunal internacional al que acudir, ni a quién reclamar. ¿Qué hacer entonces? No hay otra solución que fortalecer la vigencia de la institucionalidad y el orden público en la frontera norte; de lo contrario, el fantasma del Líbano se cierne sobre el Ecuador. El Líbano era un lindo país hasta que palestinos e israelíes entraron a matarse en suelo libanés.

 

Otro hecho de particular relevancia se produjo cuando  se ha confirmado que en el computador de Reyes se encontró correspondencia cruzada con el Presidente Rafael Correa, según lo afirmó el Director de la Policía Nacional de Colombia, General Óscar Naranjo a Radio Caracol en Colombia. Si Correa mantuvo correspondencia con Reyes, ¿Es un hombre de fiar para anunciarle un operativo militar contra las FARC antes de que ocurra?

 

Lo que sí está claro es que Colombia ha pateado el tablero y no todas las piezas volverán a su puesto cuando se reanude la partida.

Comentarios
Añadir nuevoBuscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

 
< Anterior   Siguiente >